Psicología Positiva&Engagement

Parece lógico pensar que las personas prefieran trabajar en organizaciones saludables que tratan de conjugar las necesidades de los empleados con las necesidades u objetivos de la empresa, ya no sirve que las personas estén satisfechas con su trabajo, sino que este mismo trabajo ha de darles la posibilidad de realizarse como individuos, de tal forma que den lo mejor de sí mismos. Esto revertirá no sólo en beneficios a nivel personal, sino también en la posibilidad de ejercer su actividad laboral de manera más completa en todos los niveles.

En este sentido, muchas empresas tienen en cuenta este enfoque actualizado renovando la filosofía de su sistema organizacional a través de la llamada Psicología Positiva centrada en el desarrollo de fortalezas personales, el optimismo, la creatividad y las experiencias. Este movimiento fue creado por el psicólogo Martin Seligman en 1998 y desde ese entonces, ha tenido un gran desarrollo en diferentes áreas, tales como el campo organizacional, estudiando las condiciones y procesos que contribuyen al óptimo funcionamiento de las personas, grupos e instituciones y dando lugar a la Psicología Organizacional Positiva (POP) basada en aspectos positivos como el desarrollo de virtudes personales, emociones positivas y, en definitiva, el “fluir” del empleado con las labores del día con día.

Uno de los objetivos principales de la Psicología Positiva es fomentar el desarrollo de ciertas virtudes y fortalezas, en lugar de poner énfasis en corregir las debilidades. Las fortalezas se pueden desarrollar y ejercitar a diario en diferentes ámbitos de nuestras vidas, ya que son adquiribles. Las mismas son:
  • Sabiduría y conocimiento: entre las que se encuentran la curiosidad y el interés en el mundo, el amor por el conocimiento, el pensamiento crítico, la apertura mental, el ingenio, la originalidad, la inteligencia práctica, la perspicacia, la inteligencia social, emocional y personal, perspectiva.
  • Coraje: valor y valentía, perseverancia, laboriosidad, diligencia, integridad, honestidad, autenticidad, etc.
  • Humanidad y amor: bondad y generosidad, amar y permitir ser amado.
  • Justicia: civismo, lealtad, deber, trabajo en equipo, imparcialidad, equidad y liderazgo.
  • Templanza: autocontrol, prudencia, discreción, cautela, humildad y modestia.
  • Trascendencia: disfrute de la belleza y excelencia, gratitud, esperanza, optimismo, previsión, espiritualidad, religiosidad, propósito, perdón y misericordia, picardía y sentido del humor, alegría, pasión y entusiasmo.
Desde la psicología positiva dentro del ámbito laboral, existen tres tipos de formas de entender el trabajo:
  • Como un trabajo: implica solo cobrar un sueldo, es un medio para lograr otros fines.
  • Como una carrera: determina logros a partir de una retribución económica.
  • Como una vocación: es un compromiso apasionado con el trabajo en sí mismo.
Hay ciertos aspectos que pueden ponerse en marcha en las empresas para fomentar un buen clima de trabajo e inducir estados positivos:
  • Identificar y prestar atención a las fortalezas características, capacidades y habilidades de  cambio de cada empleado (importante tenerlo en cuenta desde el momento de la selección de los empleados).
  • Proponerles desafíos que les permitan poner en práctica sus fortalezas.
  • Aumentar el margen de decisión para incrementar la satisfacción y productividad.
  • Reconocer y recompensar a los empleados, darles feedback.
  • Escuchar sus opiniones y tomarlas en cuenta puede aumentar su interés y participación.
  • Crear oportunidades para trabajar en equipo, ya que los lazos con otros generan emociones positivas y refuerzan la creatividad y la comunicación.
En definitiva, la aplicación de los principios de la Psicología Positiva dentro de las empresas repercute en beneficio de las mismas y de los empleados en su vida personal, fomentando el engagement. Un trabajador engaged (comprometido o implicado) es una persona que está totalmente implicada en su trabajo y entusiasmada con él. Cuando tiene oportunidad, actúa de una forma que va más allá de los intereses de su organización.


Fuentes: