Personal branding. Claves para dejar huella.

Se trata de una técnica de búsqueda de empleo basada en crear una marca personal que te permita diferenciarte del resto en las redes sociales y profesionales con la finalidad de lograr tus objetivos. Es decir, consiste en la promoción personal a través de la percepción que los demás tienen de ti a través de las herramientas 2.0.


El concepto de personal branding fué definido por Tom Peters (1997) en su artículo The brand called you en la revista Fast Company. En él, el autor partía de la premisa de que la única forma de diferenciarnos como profesionales en este mercado tan competitivo es manejando la carrera profesional como las grandes empresas manejan su cartera de productos y servicios.

Por tanto, es importante aplicar una estrategia efectiva para posicionarte en tu red profesional y lograr que las oportunidades vengan a nosotros en lugar de perseguirlas. Carlos Carbellido, consultor de marketing digital, social media y formador de marketing online en “Un Community Manager. Consultoría de MarketingDigital”, nos describe 10 claves para mejorar y potenciar nuestra marca personal en Internet.
  1. Créate un blog con dominio propio. Sí, es verdad que requiere dedicación y tiempo, pero es la pieza clave para potenciar tu marca personal. En este blog encontrarás varios artículos que te ayudarán a gestionar con éxito tu blog.
  2. Cuando busques tu nombre en Google, asegúrate que los 10 primeros resultados son contenidos creados y gestionados por ti. Por ejemplo, tu perfil en Linkedin, Slideshare, tu blog, tu cuenta de Twitter, etc.
  3. CV 2.0. Olvidémonos del famoso curriculum vitae en PDF. Tu blog o perfil en una red social puede ser tu mejor tarjeta de presentación.
  4. Demuestra lo que sabes creando contenido al respecto. Internet nos ofrece distintas herramientas para ello: un blog, la cuenta de Twitter, un e-book, una fan page, presentaciones en Slideshare, videos en un canal de Youtube, artículos o entrevistas en otros sites…
  5. Trabaja tu posicionamiento SEO. Define una estrategia SEO que te ayude a aparecer en las primeras posiciones cuando alguien busque tu perfil profesional.
  6. Identifica en tu cuenta de Twitter quién eres, de qué sabes y publica contenido tanto propio como de otros de esa temática. Usa una imagen y una BIO que te defina y evita aquello de “Apasionado de la vida…”. De estos hay muchos, y tú eres único.
  7. Tu perfil de Linkedin. Posiblemente sea una de las mejores tarjetas de presentación. Foto real que transmita seriedad y profesionalidad, título descriptivo con las palabras claves que nos definen y url personalizada. Sin olvidarnos de publicar contenido con frecuencia, participar en grupos e interactuar con otros profesionales.
  8. Tu perfil de Facebook. Ésta es una red social de ocio. Procura que no perjudique tu perfil profesional. Para ello, asegúrate cuál es el contenido y quién lo puede ver. También es importante que si alguien te etiqueta en alguna imagen, antes tengas que aprobarlo. Te evitará algún que otro disgusto.
  9. Analiza cómo eres de influyente en redes sociales. La herramienta Klout mide la influencia que tiene un usuario a través de sus redes sociales. Se mide en porcentaje de 0 a 100.
  10. Monitorízate. Crea una alarma en Google Alert con tu nombre y apellidos. De esta forma, cada vez que alguien te dice en una página Web o blog, recibirás una notificación.
"Para triunfar hay que dejar de ser normales"
Tom Peters